jueves, 5 de noviembre de 2009

Sonetero con galardón


Pedro Pérez Prieto gana ex aequo el Premio Esther Benítez de Traducción Literaria

El Premio Esther Benítez ha recaído, en su cuarta edición, en P. Pérez Prieto (ex aequo con Jesús Zulaika) por su traducción de los Sonetos de Shakespeare. La particularidad de este galardón reside en que son los propios socios de ACE Traductores (v. http://www.acett.org/) quienes premian la mejor traducción publicada a lo largo del año anterior, lo cual lo hace doblemente significativo. Se trata, probablemente, del único premio de esta índole, es decir, de profesionales para profesionales de un sector que no se destaca precisamente por ser objeto de la generosidad de los medios, que a menudo olvidan el papel fundamental y constante que cumple en el desarrollo y la sostenibilidad de la industria literaria, ni de la magnanimidad, por decirlo de algún modo, de la misma.
Enhorabuena, pues, al bravo sonetero Pedro, cuya versión no sólo merece el reconocimiento de sus colegas sino de todos cuantos creemos que la poesía de Shakespeare, lejos de ser intraducible, se beneficia de cada nueva traducción. Ésta en particular se propone, además, trasladar los poemas con el mayor rigor formal posible, conservando el patrón chespiriano de rima consonante y llevando el pentámetro yámbico a su contrapartida histórica castellana, el endecasílabo, sin por ello dejar de lado en modo alguno el riquísimo y sugerente universo polisémico de los 154 sonetos.
Y para abrir boca a sus futuros lectores, nada mejor que un botón de muestra:

LVI

Renueva, amor, tu fuerza; no se diga
que tu ansia azuza menos que apetito
pues, aunque hoy alimento lo mitiga,
mañana olvidará que estaba ahíto.

Sé, amor, tú mismo, sí, aunque con hartura
ciegues hambrientos ojos hoy, mañana
vuelve a mirar; no mate tu mesura
espíritu de amor con tal desgana.

Que este triste intervalo sea mar
que divide la costa a cuya orilla
acude cada día amor a amar
cuya vuelta en la espera maravilla;

o invierno que hace, lleno de cuidado,
al verano, más raro y deseado.

Enjoy!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada